Manejo del cultivo de tilapias en Jaulas en Brasil

3.231 Visitas

 

Gran parte del cultivo de tilapia en Brasil tiene lugar en jaulas flotantes, las cuales poseen marcos resistentes y redes de plástico recubiertas de acero o polipropileno. Aunque las jaulas de mayor envergadura son también utilizadas, la mayoría son de pequeños volúmenes, de hasta 20 m3, que soportan una gran densidad de población de peces y una cosecha intermitente, sin que se produzca una sobrecarga de estrés en los peces. Los estanques de tierra pueden ser utilizados como criadero de alevines, pero sin dudas los compartimientos de las jaulas son más comunes para esta práctica. La clasificación por tamaños es el factor fundamental del manejo.

La tilapia se introdujo en Brasil en el 1953, pero fue a partir de la década pasada que su cultivo creció a escala comercial. Desde 1999 la industria se comenzó a expandir con un índice de crecimiento anual promedio del 18 por ciento. En el 2009, el Ministerio de Pesca y Acuicultura de Brasil reportó una cosecha de tilapia de 133.000 toneladas métricas.

Durante todos estos años los productores brasileños utilizaron varias especies de tilapia comenzando por la roja de la Florida y más recientemente la Tilapia Genéticamente Macho (GMT®). La tilapia del Nilo, Oreochromis niloticus, de la cepa Chitralada fue traída de Tailandia en 1995 y se estableció como la especie más cultivada del país. Mayormente el cultivo de tilapia se realiza en las zonas costeras de Brasil y se realiza en jaulas flotantes.

Características de las jaulas

Brasil cuenta con cerca de 10 millones de ha de agua dulce debido a sus ríos, represas, lagos y embalses artificiales. Las jaulas flotantes se han convertido en el sistema más popular para la cría de tilapia en Brasil, ya que cuenta con áreas de una calidad de agua aceptable, buenos índices de dispersión y profundidad adecuada.
Las jaulas de tilapia son fáciles de construir, de bajo costo (US $400 por jaula de 6-m3) y fáciles de maniobrar. Las jaulas generalmente se construyen con redes rígidas o flexibles de plástico recubierto con acero galvanizado, acero inoxidable o fibras sintéticas como el polipropileno.

Las redes de acero son las más utilizadas ya que son las más resistentes a los depredadores como las pirañas que se encuentran en algunas zonas del interior del país. Los marcos de las jaulas son de acero inoxidable o de acero galvanizado aunque también podemos encontrarnos con marcos de polietileno de alta densidad, que son muy fuertes, duraderos pero muy costosos, razón por la cual no abundan mucho, pero sin dudas se han convertido en una muy buena opción para aquellas granjas de cultivos que operan con jaulas de volumen medio.

En las instalaciones de cultivo cercanas a la costa, las jaulas fijas están situadas en grupos, a una distancia entre ellas de 2 a 4 metros y acopladas con postes de anclaje fijos a la costa. Otra forma de fijarlas es mediante el uso de cadenas y sogas sumergidas, atadas al fondo de concreto que cumplen la función de sistemas de amarre. Para facilitar el manejo diario muchas granjas de cultivo optan por construir caminos de madera hechos de barriles vacíos o contenedores de plásticos.

La mayoría de las jaulas utilizadas para la cría de tilapia son de volúmenes pequeños, de 4 a 20 m3, las cuales pueden ser redondas o cuadradas y no superan los dos metros de altura. Estas jaulas pueden operar fácilmente con altas densidades de población (a partir de 120 kg tilapia/m3) debido al rápido intercambio de agua.

Dado a que gran parte de las ventas de la tilapia en Brasil son destinadas al mercado nacional y al por menor, las jaulas de pequeño volumen permiten cosechar menor cantidad de peces sin exponerlos al estrés de las grandes poblaciones. Debido a que las jaulas han crecido en volumen – a más de 10m3 – se han podido obtener cosechas que exceden las 10 toneladas métricas; pero para lograr ventas consistentes y flujo de producción, las instalaciones necesitan de un nivel moderado de capital de inversión, de flujo de efectivo y cosechas escalonadas.

Las granjas de cultivo de tilapia que operan con jaulas de volúmenes superiores a los 300m3 son muchas veces integradas verticalmente y destinadas a pasar de la producción de alevines hacia la distribución de peces. Estas jaulas operan con plantas procesadoras y contratos de ventas que requieren de cosechas de grandes volúmenes de tilapia. En las jaulas de mayor volumen, las densidades de población se redujeron a 60kg de peces/m3; estas jaulas tienen como desventaja su pobre flexibilidad y maniobrabilidad, pero por otro lado representan ahorros significativos en fuerza de trabajo.

Criaderos

Las tilapias obtenidas a partir de la técnica de reversión sexual se venden generalmente a las granjas de cultivo como alevines, con un peso promedio entre 0.2 a 0.5 g. Mil alevines de tilapia tiene un valor de US $30 a $45, en dependencia de la calidad, ubicación y disponibilidad. Cuando están disponibles a cortas distancias, algunos productores prefieren adquirir juveniles de 10-30g de peso, aunque los precios aumentan a USD $80 los 1.000. En esta etapa la mortalidad se puede reducir significativamente y acortar su ciclo de crecimiento.

Los estanques de tierra pueden ser utilizados como criadero de alevines Chitralada, previo a ser depositados en jaulas. Sin embargo las jaulas que están equipadas internamente con redes de de malla de 5 mm flexibles son mucho más comunes para esta práctica ya que facilitan la manipulación y su traslado a las jaulas de crecimiento. En las jaulas se requiere de cinco a ocho semanas para que los alevines alcancen un crecimiento de 0.5g a 30 g (juveniles), en dependencia de la densidad de población, alimento y calidad del agua.
Clasificación por tamaño.

El crecimiento de la tilapia puede variar en gran medida dentro de la misma población, fundamentalmente cuando los peces están sujetos a altas densidades. Esto se debe en parte a las diferencias genéticas, pero también a las interacciones competitivas que existen entre los peces. Algunos peces compiten con otros por la comida y por consiguiente crecen más rápido. Como resultado, la clasificación por tamaño se convierte en un factor fundamental en el cultivo de tilapia en jaulas.

Cuando las tilapias se transfieren a las diferentes jaulas se aprovecha para mudar a toda la población de peces a unidades de limpieza que poseen mallas más grandes, y por ende, mayor intercambio de agua dentro de la unidad de cría. Los peces de 10g que se encuentran en jaulas con mayas de 5mm se trasladan a jaulas con mayas de hasta 15 mm. Por su parte las tilapias que se encuentran en el rango de 30 a 200g se mantienen en las jaulas con mayas de 15 a 25 mm. Para los peces de peso superior a los 200g se utilizan redes con mayas de 25 mm o más.

La frecuencia de clasificación depende de una serie de variables que incluye el tamaño del pez a la hora de la cosecha, la cantidad de jaulas disponibles en la instalación, la variación del tamaño de la población, el grado de estrés y el estado de salud de la población de peces. Muchos productores llevan a las tilapias a alcanzar los 900g de peso para lograr precios premium – mucho más altos; para este tipo de peso, la clasificación se realiza dos o tres veces en el ciclo de producción (Figura 1).

Durante la temporada de lluvias, cuando los peces se vuelven más susceptibles a los brotes de enfermedades, hay una reducción en la densidad de población de tilapia, así como de la frecuencia de clasificación. Cuando se realiza la clasificación por tamaños, la variación de peso de la tilapia se reduce a 40 por ciento en las primeras etapas y de 15 por ciento a la hora de la cosecha. La tilapia a menudo se clasifica en cuatro categorías, y los más chicos o menos hábiles son sacados de las jaulas lo antes posible ya que su retraso en el crecimiento no se podría recuperar durante el ciclo de producción. Los peces se clasifican a ojo, pero en las operaciones más importantes este procedimiento es mecanizado.
Alimentos y Alimentación.

En Brasil las tilapias cultivadas en Jaulas reciben solo alimento extrusado. El contenido de proteína de los alimentos, así como el tamaño del pellet y la cantidad de alimento puede variar de acuerdo con la calidad del alimento. Los alimentos acuícolas tienden a ser ricos en contenido de proteínas en las etapas de inicio y van disminuyendo a medida que creen los peces (Tabla1). Los alimentos de engorde y acabado contienen normalmente un 32 por ciento de proteína y pueden representar hasta un 80 por ciento del costo total de los alimentos; por ejemplo el costo de alimento para producir un kilo de tilapia oscila entre US $1.10-1.30/kg de pescado cultivado. Por lo tanto el manejo del alimento es fundamental para la economía de las operaciones de cultivo en jaulas.

Para determinar la cantidad máxima de raciones, los productores suelen seguir los patrones que aconsejan las tablas de alimentación comercial; sin embargo, las raciones se ajustan diariamente en dependencia del apetito de los peces. En las jaulas de menor volumen, las raciones nunca se proporcionan de una sola vez; en la etapa inicial los peces se alimentan con solo la mitad de la ración calculada y el resto se ofrece solo si la primera ración se consumió en menos de 30 minutos. Después de este período, el alimento que no se consumió se sobresatura con agua y los pellets más pesados salen del área de alimentación, lo que conlleva a una pérdida de alimento.

Las operaciones que se llevan a cabo en jaulas equipadas con caminos o pasarelas posibilitan una mejor inspección del consumo de alimento. Este tipo de instalaciones facilitan el manejo y almacenaje del alimento, y al mismo tiempo, facilitan una entrega de alimento mucho más frecuente – 8 veces al día- durante la etapa de engorde, lo que representa una ventaja si lo comparamos con las 3 veces que se puede distribuir a través de botes en el resto de las instalaciones. Estos caminos de madera o pasarelas también permiten la recolección de desechos y una limpieza más frecuente de las redes y jaulas en general.

Perspectivas

En Brasil el cultivo de tilapia en jaula continuará creciendo rápidamente en los próximos años dada la necesidad de reducir el déficit nacional de pescado y productos del mar. La tilapia se comercializa fundamentalmente fresca y desmenuzada con pesos de 700 a 900g; los precios al productor oscilan entre US $2.00-2.80/kg.

Hoy día, una gran parte de la producción de tilapia de Brasil se consume en las zonas rurales del país, aunque también se pueden encontrar en las grandes cadenas de supermercados, restaurantes y mercados de pescados en todo el país. A medida que la pesca de captura siga disminuyendo y muchas más personas de las ciudades comiencen a apreciar la carne de tilapia, la creciente demanda atraerá a muchos más empresarios hacia el cultivo de tilapia. En medio de este nuevo escenario, las jaulas de tamaño medio y las nuevas prácticas mecanizadas, emergerán para mantener el ritmo de la producción a gran escala y garantizar operaciones más eficientes.

Autor: Alberto J. P. Nunes, del Instituto de ciencias del Mar – Labomar, especialista en manejo del cultivo de Tilapia en jaula. Artículo escrito originalmente para la revista The Global Aquaculture Advocate.

2
Deja un Comentario

avatar
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
marimelba agudeloo romeroJORGE SAYEGH Recent comment authors
  Subscribe  
reciente antiguo más votado
Notificarme de
JORGE SAYEGH
Invitado
JORGE SAYEGH

Buenos dias , se realiza el cultivo de tilapia en el mar o en aguas continentales cercanas a ala costa???, por favor si es posible aclareme esto muchas gracias.

marimelba agudeloo romero
Invitado
marimelba agudeloo romero

Pueden cultivarse peces en jaulas ubicadas en agauas quietas como pozos?