Los Niveles de Micotoxinas ponen en riesgo a las Especies de Cultivo

2.427 Visitas

El efecto negativo de las micotoxinas en las especies acuáticas es un tema destacado en recientes publicaciones. Las micotoxinas pueden causar efectos adversos en varias especies acuáticas y estos efectos varían mucho dependiendo de una variedad de factores, incluyendo el estado nutricional y de salud antes de la exposición, la dosis y duración de la exposición, la edad y la especie.

Sin embargo, la cuestión más importante que aún queda por contestar es: ¿A qué especies pueden afectar los niveles de micotoxinas en la vida real? Comparando los resultados de la Encuesta de Micotoxinas de BIOMIN con los niveles de sensibilidad conocidos de los peces de cultivo y camarones, se revela que numerosas especies están en riesgo en términos de deterioro de la salud o de menor rendimiento, socavando la rentabilidad de la industria.

Occurrencia de micotoxinas

Durante un período de un año, se analizaron 41 muestras de alimentos acuícolas, tanto de camarón como de pescado, dentro del alcance del programa anual de la encuesta de micotoxinas de BIOMIN. Las muestras fueron obtenidas en Asia (31 muestras) y Europa (10 muestras). En total, se han realizado 154 análisis individuales. Las muestras se analizaron para detectar aflotoxinas, zearalenona, desoxinivalenol, fumonisinas y ocratoxina A

Deoxinivalenol

Al comparar directamente los valores de la literatura con los niveles de contaminación encontrados en la encuesta (Figura 1), podemos observar que varias especies pueden verse afectadas por DON en los escenarios reales de producción acuícola. En muestras europeas se detectó un valor promedio de 165 ppb (partes por billón) y un máximo de 282 ppb de DON, y en las muestras asiáticas se encontró un valor promedio de 161 ppb y un máximo de 431 ppbof de DON. Estos valores están dentro del nivel de sensibilidad de la trucha arco iris, el camarón blanco, le carpa y la tilapia roja.

Figura 1. Valores de las micotoxinas analizadas para DON y especies afectadas

Figura 1. Valores de las micotoxinas analizadas para DON y especies afectadas

Aflatoxinas

Las flotoxinas fueron las micotoxinas más comunes encontradas en la encuesta de Asia. Las aflatoxinas han sido ampliamente investigadas en especies de peces y crustáceos de cultivo debido a la toxicidad del AFB1. Los valores de contaminación de las aflatoxinas encontradas en Europa fueron insignificantes (0,43 ppb); sin embargo, los valores encontrados en Asia (promedio = 52 ppb máximo de 221 ppb) pueden afectar a varias especies de cultivo (Figura 2).

Estos niveles de aflatoxinas podrían significar problemas para la trucha arco iris, la lubina europea, la tilapia del Nilo, el rohu, el bagre amarillo, el camarón blanco y los camarones tigres negros, entre muchos otros. Si bien la contaminación por aflatoxinas parece estar restringida en las muestras asiáticas, el comercio mundial de materias primas y alimentos acuícola podría potencialmente exportar la presencia de micotoxinas a otras regiones.

Figura 2. Valores de las micotoxinas analizadas para AF y especies afectadas

Figura 2. Valores de las micotoxinas analizadas para AF y especies afectadas

Fumonisinas

La fumonisina B1 no ha sido ampliamente estudiada en especies acuícolas; sin embargo, los pocos estudios disponibles indican que los camarones y los peces pueden ser sensibles a las fumonisinas presentes en los piensos. Comparando las diferen tes literaturas, los niveles de sensibilidad para las especies acuícolas y los valores de contaminación encontrados en la encuesta, observamos que algunas especies pueden ser afectadas por fumonisinas, incluyendo el camarón blanco y la trucha arco iris (Figura 3). Los niveles de contaminación reportados son suficientes para dañar varias especies acuícolas, asumiendo solamente la contaminación por micotoxinas.

En el caso de Europa, los valores encontrados son alarmantemente peligrosos. La prevalencia de esta micotoxina en Europa fue relativamente baja (30 por ciento). Sin embargo, se detectó a niveles muy altos (valor promedio de 3.420 ppb, valor máximo de 7.534 ppb). A este nivel, las fumonisinas representan un grave riesgo para la producción acuícola en Europa.

A pesar de que los valores encontrados en Asia son mucho más bajos que los de Europa, están dentro del nivel sensible de una de las especies asiáticas más importantes, el camarón blanco. Sin embargo, con respecto al FB1 detectado para Europa, podemos suponer que este valor extremadamente alto podría ser visto como una excepción que puede explicarse debido a las malas condiciones de almacenamiento, o incluso una inusual contaminación de las materias primas. Esto destaca la necesidad de monitorear regularmente las micotoxinas presentes en las materias primas y los piensos, ya que también se produce la aparición de micotoxinas durante las condiciones de almacenamiento.

Problemas

Con tales comparaciones, estamos considerando solamente el efecto de una sola micotoxina. Es importante tener en cuenta que hay muchas micotoxinas diferentes y en muchos casos su presencia simultánea en los alimentos amplifica los efectos negativos en los animales- lo cual se conoce como un efecto sinérgico. Esto es importante porque en general se encuentran múltiples tipos de micotoxinas. De acuerdo con los datos de la encuesta sobre Micotoxinas de BIOMIN, la co-ocurrencia de micotoxinas en Europa fue de 50 % y del 84 % para Asia (Figuras 4 y 5).

Figura 4. Co-occurrencia de micotoxinas en las muestras Europeas

Figura 4. Co-occurrencia de micotoxinas en las muestras Europeas

Esto significa que los niveles de sensibilidad citados en este artículo son probablemente más bajos en la práctica, lo que podría significar el riesgo para un mayor número de especies y más daño para las especies ya afectadas. Los productores deberían analizar con regularidad las materias primas de sus alimentos y evaluar la presencia y riesgo de micotoxinas. Además se debería aplicar una solución de los manejos de riesgos de micotoxinas para mantener la salud de su estanque y la rentabilidad.

Autor: Rui A. Gonçalves, científico de  BIOMIN

Fuente: International Aquafeed

Deja un Comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme de