Levadura de cerveza como suplemento

1.178 Visitas

 

El efecto del estrés causado por la contaminación del medio ambiente y las condiciones de cultivo influyen en la salud y el rendimiento de los peces en la acuicultura intensiva. Factores como la densidad poblacional, la contaminación, las toxinas, los contaminantes y los brotes de enfermedades poseen un efecto negativo en el sistema inmune de los peces. Esto trae como consecuencia un incremento de la susceptibilidad a las infecciones por patógenos bacterianos, virales, hongos o parásitos y por ende aumenta los índices de pérdidas y se reducen los índices de crecimiento, lo que se traduce en una baja rentabilidad para la Industria.

Como consecuencia de ello, los gastos monetarios y cuantitativos generales en la vacunación y tratamiento médico de los peces aumentan. En muchos casos los antibióticos se proporcionan no solo como tratamiento terapéutico, sino como profiláctico, ya que se administran como aditivo en los alimentos.

Los métodos de cultivo intensivos utilizados en la cría de peces en ambientes acuáticos con conexión directa a las aguas subterráneas son susceptibles a facilitar la propagación rápida y directa de de los residuos de producción a los humanos. Los patógenos y gérmenes resistentes no solo limitan la efectividad de los antibióticos en los peces. La transferencia de genes resistentes entre las diferentes especies de bacterias es acelerada, lo que conlleva a una exacerbación de la resistencia a los tratamientos de enfermedades en humanos a nivel mundial.

Los métodos de producción orientados a futuro en la industria acuícola deben estar enfocados en la reducción del uso de los antibióticos y drogas medicinales. Es muy importante analizar los efectos negativos causados por la contaminación ambiental y los métodos de cultivo, pero más importante aún será influenciar en el metabolismo animal para lograr que las toxinas externas tengan un menor impacto, incluso bajo condiciones intensivas. Un intestino sano y un buen funcionamiento de la respuesta inmune no específica son los requisitos fundamentales para ello.

Excelente para el intestino

Las células de la levadura de cerveza son como bares en miniatura y son responsables de la fermentación de los alcoholes que tiene lugar durante la etapa de elaboración de la cerveza. Durante la fermentación del extracto de malta tienen lugar altas concentraciones de minerales y elementos traza, aminoácidos y nucleótidos, vitaminas B y enzimas, así como una gran acumulación de micro-nutrientes en las células de las diferentes especies de levaduras Saccharomyces cerevisiae. Estar unidas orgánicamente les asegura a estas sustancias activas una alta disponibilidad. La levadura de cerveza seca es utilizada comúnmente en la nutrición de peces debido a su gran bio-disponibilidad de sus compuestos constituyentes.

Además, la levadura de cerveza posee paredes celulares compuestas por de manano oligosacáridos (MOS). Esta compleja red de mananos y ß-glucanos sirven como sustrato para la flora intestinal beneficiosa. El limitado tracto digestivo de los peces se beneficia de las propiedades prebióticas que poseen las paredes celulares de la levadura, las cuales estabilizan el intestino y asegura un sano equilibrio de la microiflora (eubiosis). Podemos añadir que los de manano oligosacáridos en las levaduras de cerveza son capaces de unirse a las toxinas dañinas en el alimento, y así inhibir su absorción dando como resultado un daño metabólico. Por último, pero no menos importante, podemos agregar que la formación de una bio-película en la mucosa intestinal aumenta esta barrera protectora contra los agentes patógenos.

"La pared Celular de la levadura de cerveza abarca aproximadamente entre el 20-25% de mananos y del 25-30% de ß-glucanos"

Los glucanos y el sistema inmune.

La pared celular de la levadura de cerveza posee aproximadamente del 20-25 por ciento de mananos y del 25-30 por ciento de ß-glucanos. Solo ß1,3/1,6(D) de las moléculas de glucanos se pueden aislar a través de procesos hidrolíticos especiales. Las moléculas de características (1,3) – beta- glicosídico ligado a las sub-unidades de D-glucosa conectadas con beta irregular – (1,6) – están vinculadas con cadenas laterales de varios tamaños. Solo esta estructura de ß-glucanos libres provenientes de la Saccharomyces cerevisiae posee un efecto inmunomodulador en el metabolismo.

En contraste con las células de levaduras intactas o manano oligosacáridos, las moléculas de D – glucano libres ß1,3/1,6 son capaces de atravesar la barrera epitelial protectora del intestino con la ayuda de células M especializadas .En el tejido linfático asociado al intestino (GALT), los ß-glucanos actúan como antígenos, estimulando los receptores macráfogos específicos con sus características estructuras de superficie (epítopos) (Engstad y Robertsen 1993). Al activar una cascada de respuestas inmunes, se liberan o activan las células del sistema inmune no específicas como los monocitos, además de las células asesinas naturales (NK) y las células B, y T o lisozimas. Todas ellas posicionan al animal en un estado de alerta y los prepara para defenderse contra todo tipo de ataque. Lo que lo diferencia de una infección real es que el ß-glucano no posee ninguna propiedad patogénica y actúa sin causar ningún efecto adverso para la salud.

Un criterio de calidad para la efectividad de los productos que contienen ß-glucanos es que no solo poseen la fuente y estructura molecular típica, sino que representan la pureza del producto. Un contenido mínimo de 70 por ciento de D-glucano ß1,3/1,6 puro sería suficiente para ello. El estándar de calidad de la Leiber® BetaS posee un contenido de ß-glucano del 80 por ciento. La actividad metabólica de este producto ha sido probada y verificada en muchas especies animales.

Recientemente se realizaron pruebas en muchas especies de peces que confirmaron el efecto estimulante sobre el sistema inmunológico no específico. A la trucha arco iris y a la carpa se les administraron un 0.02 por ciento de ß-glucano (Leiber® BetaS) en su dieta; luego a la cuarta y octava semana de haberse administrado esta dieta, se midió la actividad potencial de acción de los fogocitos, la respuesta proliferativa de los linfocitos T y B y la concentración de inmunoglobulinas y lisozimas en la sangre.

Se realizaron pruebas en diferentes especies de peces que confirmaron un efecto estimulante en el sistema inmune no específico

En estudios de infecciones posteriores se utilizaron dos bacterias (Aeromonas salmonicida y Yersinia ruckeri) y un patógeno viral (IPN virus). La tasa de supervivencia de la trucha arco iris y la carpa al administrase un 0.02 por ciento de Leiber® BetaS en la dieta mostró un incremento del 30-40 por ciento (Siwicki, et al. 2008; Siwicki, et al. 2009).

Pruebas de administración oral.

Los D-gucanos purificados ß1,3/1,6 mejoran la respuesta inmune no específica de los animales. Esto es de suma importancia para la industria acuícola ya que existen muchos factores ambientales y de estrés que tienen un gran impacto en los peces. Si se infectan, el sistema inmunológico específico solo es capaz de responder de manera lenta e inadecuada. En tales situaciones una mayor capacidad no específica puede apoyar o acelerar la respuesta inmune específica y la producción de anticuerpos específicos.

Los peces son sometidos a tensiones similares durante la vacunación. Un estudio realizado por Siwicki et al. (2011) reveló el efecto de la administración oral de D – glucano ß1,3/1,6 (100mg o 200mg Leiber® BetaS por kg de alimento) en las células secretoras de anticuerpo (ASC) y anticuerpos específicos después de la inmunización de los alevines de trucha arco iris (Oncorhynchus mykiss) por inmersión con la vacuna AquaVac ERM contra la fiebre entérica de la boca roja. La inoculación se realizó una semana después de comenzada la administración de Leiber® BetaS.

Estos dos parámetros se midieron los días 7, 14, 21, 28 y 40 en el suero sanguíneo y en las glándulas suprarrenales. Ambos niveles de dosificación estimularon el número de ASC específico y los niveles de anticuerpo específicos, siendo el 0.02 por ciento de Leiber® BetaS en el alimento la dosis más efectiva. En ambos casos las mejoras fueron significativas a partir del día 21 en adelante.

El efecto beneficioso del D- Glucano ß1,3/1,6 es muy conocido por los nutricionistas de la industria acuícola. La administración del 0.02 por ciento de Leiber® BetaS en el alimento activa por un lado el estado inmune no específico de los peces, y por otro actúa como adyuvante durante las vacunaciones mejorando así la inmunocompetencia de los peces. Este sin dudas es un método muy fácil de usar y se va a convertir en unos de los métodos más utilizados en el futuro ya que como es sabido los ß-glucanos de las levaduras Saccharomyces cerevisiae son inofensivos para los peces y el medio ambiente.

Autor: Jan Frericks, Leiber GmbH, Alemania

Deja un Comentario

Se el primero en comentar!

Notificarme de
avatar
Christian Stange
Invitado
Ante todo quiero felicitar al Sr.Jan Freriks de Alemania, autor de este interesantee artìculo y que pude conocer personalmente en un Workshop realizado en Hannover en el 2010 y al equipo e International AAquafeed de Latinoamèrica por difundir tan interesantes temas de nutriciòn y sanidad acuìcola. Quiero agregar que estas aplicaciones de la levadura de cerveza en la nutriciòn animal a pesar de que ya llevan unos pocos años es muy novedosa en el terreno de la nutriciòn acuìcola. Hasta ahora se conocìa sus diversas propiedades curativas y como suplemento dietèticos en humanos debido a su riqueza en proteìnas, bajos… Leer más »
wpDiscuz