Entrevista a Amy Novogratz y Mike Velings – Aqua Spark

750 Visitas

 

Amy Novogratz y Mike Velings son socios gerentes de Aqua-Spark, un fondo de inversión con sede en los Países Bajos que se centra únicamente en las oportunidades de la acuicultura sostenible. Después de su lanzamiento oficial en noviembre de 2013, el grupo tiene previsto realizar sus primeras inversiones en el 2014.

Cuéntenme de ustedes y cómo llegaron a la acuicultura

Amy: Mike y yo nos conocimos a través del premio TED 2010 Mission Blue Voyage a las Islas Galápagos, dirigido por la célebre oceanógrafa, exploradora y autora Sylvia Earle. El viaje convocó a un centenar de científicos, ambientalistas, empresarios y artistas, con el fin de abordar la forma en que podríamos proteger el océano. Nos vinimos enormemente impactados, y este fue el impulso para Aqua-Spark. En un barco con los expertos del océano y de peces más importantes del mundo, era imposible no dejarse atrapar por la enormidad del desafío – abarcamos temas desde la sobrepesca al terrible hecho de que nuestros océanos podrían convertirse en desiertos virtuales en menos de 35 años.

Meses después del viaje, en una Reunión de Conservación Internacional, escuchamos al Dr. Stephen Hall de WorldFish dar una charla sobre la acuicultura y su potencial como solución para estos problemas. Los conservacionistas coincidieron en que tendríamos que trabajar en conjunto para obtener este derecho y hacerlo de manera sostenible. Empezamos un período de dos años de aprendizaje, investigación, construcción de una red de expertos y a averiguar el papel correcto a jugar en la expansión de la industria. En noviembre pasado, lanzamos oficialmente Aqua-Spark.

Su fondo invierte en pequeñas y medianas empresas. ¿Qué le pueden ofrecer a los inversores (y al mundo) que no lo haga las inversiones más grandes y seguras?

Mike: Lo más grande no es de por sí lo más seguro; y lo que se define como pequeñas y medianas empresas (PYME) pueden ser bastante considerables y de buena reputación. Creemos que existe un límite natural en cuanto a cuán grande puede ser una empresa acuícola – en cierto punto se llega al límite de cuan intenso se puede ser.

La industria acuícola también está muy fragmentada, con muy pocas empresas grandes en el sector; así que gran parte del crecimiento previsto en la producción tendrá que venir de las PYMEs, y parte de nuestra misión es conectar a estas empresas para una posible colaboración, en el caso que sea beneficioso.

¿Cómo puede mejorar el capital de riesgo a las prácticas acuícolas en China y el sudeste asiático?

Mike: Creemos que si ponemos a disposición las inversiones a las empresas “mejores de la clase”,  esto le ayudará a establecer una medida de sostenibilidad y otras prácticas fundamentales. Si podemos ayudar a estas empresas a tener éxito, luego otras seguirán su ejemplo. Este enfoque es, por supuesto, aplicable en cualquier parte del mundo, no exclusivamente en Asia.

 ¿Qué considera de la acuicultura como vía para aliviar la pobreza?

Amy: Uno de nuestros socios, WorldFish, ha estado trabajando en esto durante décadas, sobre todo en Asia y África. Recientemente lanzaron la Incubadora  WorldFish, que trabaja con muchos proyectos de acuicultura a nivel mundial, como las cooperativas acuícolas en la India. Su objetivo es conseguir que estén aptas para la inversión -, básicamente para convirtiéndolos en un negocio. Como socio de WorldFish, Aqua-Spark le da el primer vistazo. Estamos buscando tener  10 al año para evaluar y espero que una de ellas se convierta en una inversión.

Todos los productores acuícolas ven la confianza del consumidor en los peces de cultivo como un obstáculo importante. ¿Cómo crees que se le pueda dar vuelta a esta situación?

Amy: Muchos consumidores ni siquiera saben por qué consideran  que el pescado cultivado es malo; lo escucharon en algún lugar y se fosilizó la idea. La acuicultura recorrió un largo camino en la última década, ya sea en el cultivo de especies más sostenibles, la reducción del uso de antibióticos o prácticas de producción de alimentos más sostenibles.

Tenemos mucho más control en cuanto a la manera en que se cultivan los peces, por lo que tenemos que educar a la gente sobre los beneficios de la acuicultura, como la capacidad de monitorear a lo que se exponen los peces, donde crecen, bajo qué condiciones, etc. En última instancia queremos armar a las personas con algo bueno

El remplazo o reemplazo parcial de los ingredientes derivados de la pesca  es el gran reto para la nutrición acuícola del siglo 21. ¿Qué nuevos ingredientes le interesan?

Mike: Los insectos. Estos se  pueden cultivar de manera muy sostenible y al mismo tiempo resolver el gran desafío de los residuos de alimentos

Amy: Lo que se necesita es una tecnología que pueda producir material en un volumen tal, que pueda ser interesante para los fabricantes de alimentos balanceados. Estamos empezando a ver una ola de procesos innovadores para producir ingredientes basados en insectos, pero nadie ha dado ese paso todavía.

¿Qué mensaje le darías a los propietarios de pequeñas empresas y a las ‘personas de grandes ideas’ que se encuentra entre nuestros lectores?

Amy: El mensaje es que, si bien somos el primer fondo completamente interesado en la inversión de la acuicultura sostenible, hay más inversores en busca de hacer exactamente lo mismo. Estuvimos hace poco en una reunión en la Universidad de Stanford, donde 80 personas presentaron sus proyectos. Había una buena mezcla de ideas en la habitación, pero también una buena energía de inversión.

Nuestro sitio web es muy abierto y alentamos a todos para presentar su proyecto. Las cosas están en su inicio, pero la inversión en la acuicultura sostenible ya comenzó, y estamos inmersos en ello a largo plazo. A medida que la industria crece, tenemos que seguir mejorándola y hacerla lo más sostenible y transparente posible.

Amy, usted solía dirigir el prestigioso premio TED y sé que muchos de nuestros lectores están interesados ​​en el, ya que lo siguen en LinkedIn! ¿Cuáles son las ‘ideas de la acuicultura’  que vale la pena difundir?

Amy: Queremos difundir la idea de que los peces cultivados de manera sostenible es la mejor proteína animal disponible para la humanidad. Hemos visto muchas empresas globales con grandes ideas y tecnologías que podrían transformar esta industria. Estamos convencidos de que hay un gran futuro para la acuicultura y esta es una idea vale la pena compartir. Nuestros océanos dependen de ella, así como las miles de millones de personas que ven en los productos del mar su principal fuente de proteína.

Fuente: International Aquafeed

Deja un Comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme de