Cultivo del Mero – Aprender de los Errores del Pasado

2.638 Visitas

Los Meros son peces de varios géneros de la subfamilia Epinephelinae , pertenecientes a la familia Serranidae. Son silvestres y se extienden a nivel mundial en muchos océanos de aguas cálidas y pueden ser bastante grandes, como el mero gigante (Epinephelus lanceolatus), que puede pesar comúnmente hasta 400 kg.

A diferencia de otros peces de cría común, el mero es un pez demersal que normalmente no nada continuamente, por lo tanto, es un pez adecuado para la acuicultura.

Especies de cultivo

Al menos once especies de mero han sido cultivadas y los huevos fertilizados de las siguientes diez especies están disponibles comercialmente en Taiwán, como el mero gigante (E. lanceolatus), el mero de dientes largos (E. bruneus), la trucha coralina (Plectropomus leopardus), El mero de manchas rojas (E. akaara), el mero de manchas naranja (E. coioides), el mero de color marrón o tigre (E. fuscoguttatus), el mero de Malabar (E. malabaricus), el mero de camuflaje (E. polyphekadion), el mero grasiento (E. Tauvina) y el mero del polca (Cromilepte saltivelis). A dos especies, de Mero –  E. coioides y el E.malabadicus–  se le indujo  con éxito la desove, pero otras especies son todavía inestables, como el E. bruneus, E. lanceolatus y P. leopardus. Los alevines cultivados han reemplazado a los alevines de captura salvaje en la mayor parte de los criaderos de meros.

El mero como pez de fondo se cultiva generalmente en estanques de tierra y en jaulas flotantes poco profundas en el sudeste asiático. El sistema de cultivo actual se fragmenta y se divide en al menos en cuatro etapas: las granjas de reproductores  proveen los huevos fertilizados; El criadero suministra las larvas eclosionadas y el vivero proporciona alevines de diferentes tamaños para el cultivo en  granjas. Todas las etapas tienen sus propias experiencias basadas en el conocimiento.

Principales cuellos de botella y enfermedades

El suministro estable de alevines ha facilitado la cría de meros en los últimos veinte años. Cerca de  100.000 toneladas de mero se produjeron en Taiwán, China y el sur de Asia en 2013; sin embargo, el cultivo  de alta densidad y el uso repetido de las zonas acuícolas, sumadas a una gestión acuícola  no responsable ha creado problemas drásticos que ha causado que la industria a sufra de  muchos problemas insolubles en los últimos años.

Una de las principales limitaciones son las enfermedades como la  VNN (Necrosis Nerviosa Viral, enfermedad causada por el NNV) que infecta el cerebro y el sistema nervioso de las larvas y después de la fase larvaria, lo cual ha traído como resultado la moralidad total de larvas de todas las especies de mero de cultivo. En la fase de crecimiento, los virus NNV e Irido y los patógenos bacterianos, como el Vibrio spp, el Photobacterium, Aeromonads y el Streptococcus, así como los parásitos, son los principales patógenos, fundamentalmente  cuando los peces están bajo estrés.

Las enfermedades no sólo provocan  mortalidad, además se relaciona con el aumento del costo de producción, la inestabilidad de la cosecha, la calidad del pez y el daño al medio ambiente de cultivo. Los antibióticos y las drogas químicas se utilizan actualmente para tratar las enfermedades, pero desafortunadamente, esta práctica también genera  bacterias resistentes a los antibióticos. Muchos países del mundo han endurecido la regulación sobre el uso de antibióticos en la acuicultura, pero esta regla es sólo un paliativo y es difícil de cumplir, ya que el productor  necesita una solución.

Desarrollo de una vacuna para el Mero

Las vacunas se ha empleado con éxito para controlar las enfermedad en humanos y animales domésticos, los enfoques profilácticos han evitado eficazmente el brote de enfermedades y han ayudado a la industrialización de la acuicultura de peces de agua fría.

Después de nuestro fracaso inicial en el empleo de la vacuna del Salmón Europeo para tratar enfermedades, fue necesario una profunda  I + D en las vacunas para peces de aguas cálidas . A diferencia de las enfermedades para animales terrestres, su patógeno tiene un mismo cuerpo o una temperatura óptima de crecimiento de 37 ° C. Considerando que, los peces viven en el agua con variaciones de temperatura, salinidad, método de cultivo y  temperatura corporal , sin duda esto va a generar  la aparición de microorganismos específicos. Por lo tanto, el desarrollo de una vacuna para peces de agua cálida es más complicado, incluso las mismas especies de peces en una granja diferente pueden tener un patógeno variado; y por ende, para que  una vacuna sea eficaz tendría  que ajustarse de acuerdo con la situación epidémica local.

Dado que la NNV se produce en la fase juvenil (larval y post larval), las vacunas del NNV deben administrarse en la fase larvarl temprana. La cuestión clave es cómo administrar la vacuna a las larvas cuando son pequeñas y sensibles al manejo. La inmunización por inmersión y por inyección  es imposible, por lo que la  vacunación oral es la única opción. Dos de los principales cuellos de botella del diseño de la vacunación oral son la palatabilidad y la digestión gastro-intestinal del antígeno.

Hemos desarrollado una vacuna oral utilizando Artemia viva o Rotíferos  para  encapsular la E. coli recombinante inactivado que expresa el antígeno NNV específico. Esta vacuna oral se administra añadiendo este “alimento vivo” que encapsula el antígeno de NNV en el agua del criadero. Esta vacuna oral ha demostrado ser eficaz en el sistema de desafíos del laboratorio y para la producción de larvas de mero en nuestro criadero comercial.

Para los peces en crecimiento, disminuir la repetición y la tediosa inyección para el usuario, además del estrés innecesario para los peces, se desarrolló una vacuna inyectable bacteriana multivalente que contenía bacterinas de una especie Vibrio local, Aeromonas y Streptococcus. Posteriormente, para resolver eficazmente el brote de enfermedad local, ocasionalmente tenemos que reemplazar la bacterina a partir del serotipo local específico de Vibrio. Para las enfermedades virales, el virus puro de cultivo es relativamente difícil y costoso, por lo que se usa la proteína de subunidad NNV.

Diseño y construcción de un criadero de Meros libre de NNV

A diferencia del salmón, la nutrición que lleva la yema de huevo en el huevo del mero es apenas suficiente para abastecer el desarrollo larval de 2-3 días; por lo tanto, las larvas eclosionadas dependen de un alimento vivo adecuado y suficiente en su medio ambiente. Actualmente, el alevín del mero se cría con un método que imita las condiciones naturales, que utiliza los estanques  al aire libre donde el copépodo, o pequeño animal, crece  antes de agregar el huevo fertilizado. Con este método, la cría de alevines del mero no es estable debido a la infección por NNV, la falta de condiciones ambientales óptimas y suficientes nutrientes. A consecuencia de ello  se hace presente la muerte y la deformación de alevines.

Incubación de larvas

Además, el NNV se ha encontrado tanto en el en el agua, como en el stock de cría, los  óvulos fertilizado y los alimentos comerciales vivos;  cualquiera de estos factores podría hacer fallar la producción del criadero de mero. Debido a ello hemos diseñado y construido un criadero de mero sin virus, basado en el concepto de bioseguridad, en el que se puede lograr la preparación de un alimento de inicio  libre de NNV. Después de la eclosión estable del mero, se permite el análisis detallado de los parámetros óptimos requeridos para el desarrollo de las larvas (embriones), tales como pH, aireación, fotoperiodo, longitud de onda, intensidad luminosa, color del tanque, alimento de inicio, calidad del agua y conteo de bacterias (Figura 2)

Establecimiento de un SOP universal para la cría de alevines de Mero

Con las experiencias acumuladas en el funcionamiento de granjas de cría piloto, hemos consolidado un Procedimiento de Operación Estándar Digitalizado (SOP por sus siglas en  Inglés) para una granja de cría bajo techo.

Esta plataforma de cultivo bajo techo y SOP (Figura 3) se han utilizado para el cultivo de seis especies de meros, incluyendo E. maculates, E. fuscoguttatus, E. coioides, E. lanceolatus, Plectropomus leopardus, la especie de agua fría E. bruneus y el mero híbrido (Mero gigante), lo que indica que nuestra tecnología es una plataforma universal para muchas especies de meros.

Posteriormente se construyó un criadero comercial libre de  NNV, con una capacidad de producción anual de 4-6 millones de alevines (Figura 4a, 4b). En conjunto, la producción total de 60 desoves de alevines consecutivos demostró la factibilidad de este criadero interior para la producción en masa de los alevines de mero libres de NNV SPF (Libre de Patógenos Específicos).

La comparación de nuestro método con respecto al método actual se muestra en la Tabla 1.

Perspectivas Futuras

Como muchas especies de mero son depredadas en la naturaleza por la sobrepesca hay varias especies ya han entrado en la lista de especies en peligro de extinción. Para satisfacer la demanda del mercado su cultivo se hace necesario.

La mayoría de los meros se suministran como pescado entero (pescado de mesa) para el mercado asiático y el árabe. El filete al vapor de mero gigante es muy popular y está clasificado como el mero más costoso en restaurantes de Hong Kong. Con el éxito de la tecnología de procesamiento congelado y los nuevos métodos de transporte, el suministro del mero ya sea vivo, congelado o en filete congelado permitirá la distribución de mero al mercado internacional.

Vale la pena destacar que entre muchos meros de cultivo, el mero gigante ofrece una oportunidad única, ya que posee un FCR deseado y una rápida tasa de crecimiento, por lo que puede ser comercializado como pescado de mesa cuando pesan de 1-1,5 Kg después del primer año y como filete en 3 años cuando alcanzan los 15-25 Kg (Tabla 2).

En resumen, en los últimos quince años, hemos desarrollado vacunas orales de NNV y vacunas multivalentes para prevenir la enfermedad en el cultivo de mero. El diseño y construcción de una granja de cría  de NNV SPF de interior, con alimento  libre de virus, permite la producción estable de meros juveniles NNV SPF. El análisis de los parámetros óptimos para la cría de larvas, y combinando la tecnología de incubación con vacunas, permite producir alevines de mero PI- SPR. Las tecnologías, el SOP y el diseño de la instalación podrían transformar el sistema tradicional de cultivo de meros, en una industria de cultivo de meros sostenible contemporánea.

Autor: Huey-Lang Yang, Profesor de Investigación de la Universidad Nacional Cheng Kung, Taiwán

FuenteInternational Aquafeed

Deja un Comentario

1 Comentario en "Cultivo del Mero – Aprender de los Errores del Pasado"

Notificarme de
avatar
Ordenar por:   reciente | antiguo | más votado
Rubén Eche Morales
Invitado

Vamos científicos de Imarpe aquí una buena posibilidad de desarrollar la acuicultura de la especie mero en la bahía de Sechura. Con 1 kg por pieza basta. Creo que está completo esto con la tecnología de jaulas flotantes Subflex.

wpDiscuz