Cooke Concluye Primera etapa de Plan de Respuesta a escape de Salmón

1.656 Visitas

Cooke Aquaculture Pacific informó que ha finalizado con éxito la etapa inicial de su respuesta al problema de la jaula de red que colapsó en su instalación de Cypress Island, y dio a conocer sus planes para continuar los trabajos de fiscalización y mitigar cualquier impacto potencial del incidente que pueda surgir.

«Lamentamos profundamente el problema ocurrido en el verano en nuestra granja de Cypress Island, y estamos tomando todas las medidas responsables que podamos para corregir la situación», dijo Glenn Cooke, CEO de la firma.

El ejecutivo señaló que la compañía está comprometida a asegurar que se identifiquen y se aborden las consecuencias adversas para el medio ambiente. Además, dijo que la compensación para las tribus Salish de la costa que ayudaron en la recuperación de los salmones que escaparon es rápida y justa, y que la gente, las comunidades tribales de la región y los socios de las agencias estatales pueden recuperar su confianza en las operaciones de Cooke.

La respuesta inicial de la compañía se centró en la remoción y la eliminación de la estructura dañada, la recuperación de los peces que escaparon y la protección de las poblaciones de salmón nativo. Al mismo tiempo, trabaja estrechamente con el Departamento de Pesca y Vida Silvestre, el Departamento de Recursos Naturales, Ecología, y los gobiernos tribales para lograr estos objetivos.

«Nuestras operaciones de salvamento han tenido éxito y se han completado», informó Innes Weir, gerente general de Cooke Aquaculture Pacific. «Todos los restos de la estructura que falló han sido retirados y el lecho marino parece estar limpio y despejado del equipo de la granja», agregó.

Hasta la fecha, Cooke ha contabilizado 200.927 peces: 145.851 fueron recuperados de la estructura dañada, y otros 49.892 peces fueron recuperados a través del programa de recompra de pescado de la compañía, con la ayuda significativa de varias comunidades tribales de Salish de la costa.

Cooke ha hecho ofertas financieras a las tribus de las Salish de la costa por más de USD 1,5 millones por sus esfuerzos para ayudar a recuperar los peces.

Los representantes de la firma enfatizaron que no hay evidencia de que ninguno de los salmones que escaparon de la granja de Cypress Island esté ocupando el hábitat de peces nativos o agotando sus fuentes de alimento.

Según la empresa, estos hallazgos son consistentes con inspecciones previas de los salmones de cultivo que escapan, los que aprenden que el ‘alimento’ viene en forma de pellets que caen desde arriba a intervalos regulares, y demuestran ser incompetentes para alimentarse cuando son liberados en la naturaleza.

Los ejecutivos de Cooke recordaron que varios intentos anteriores de las agencias estatales de Washington para introducir el salmón del Atlántico en las aguas del Pacífico fracasaron. Lo mismo sucedió con los intentos del gobierno canadiense, que liberó más de 8 millones de salmones del Atlántico en las aguas del Pacífico durante décadas sin que esto diera lugar a una colonización o al cruzamiento.

Además, aclararon que a pesar de las preocupaciones altamente publicitadas, los peces que escapan en general no son capaces de cruzarse con peces nativos, ya que tienen tres años de edad y la madurez sexual se alcanza a los cuatro años.

No obstante, manifestaron comprender las preocupaciones de las comunidades tribales sobre los efectos a largo plazo que los peces escapados podrían tener en en sus aguas tribales, y han ofrecido financiar un estudio para evaluar los impactos potenciales.

Fuente: FIS Acuicultura

Deja un Comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme de