COFI enfatiza la Importancia de la Acuicultura a Nivel Mundial

1.943 Visitas

El Comité de Pesca (COFI) es un evento mundial organizado anualmente por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en su sede de Roma, en la que todos los países miembros de esta organización (197) debaten las tendencias, necesidades y políticas internacionales sobre pesca y acuicultura.

El evento de este año se llevó a cabo del 11 al 15 de julio, con la participación de 108 delegados de países miembros, un miembro asociado, 13 observadores de países miembros,  además de 69 observadores de asociaciones intergubernamentales y no gubernamentales, de la que (World Aquaculture Society) es parte.

En términos coloquiales, es el “Babel de la Pesca y la Acuicultura mundial” y una experiencia muy interesante para todos los participantes. Hoy intentaré resumir los temas más importantes que se discutieron y compartiré algunas de mis observaciones.

Acuicultura e inocuidad de los alimentos

Durante el encuentro, varios países manifestaron su consternación por la situación alarmante que atraviesa el sector pesquero, ya que la proporción de especies que están siendo sobreexplotadas en todo el mundo continúa aumentando. Se destacó la importancia de combatir la pesca ilegal. Varios países expresaron la necesidad de aumentar las capacidades técnicas de la FAO y  del personal de  otras instituciones en relación con los temas de pesca y acuicultura

Se hizo una observación especial sobre la acuicultura, la cual sobrepasó por primera vez a la pesca en el suministro de pescados y mariscos para consumo humano a nivel mundial y la creciente importancia de la actividad en materia de seguridad alimentaria en todo el mundo. Se mencionó la importancia del valor nutricional de los productos del mar y su continua promoción. Se hizo un llamamiento a todas las naciones para que siguieran trabajando en la reducción de los desechos post-cosecha, que representan el 30 por ciento de la producción total y la elaboración de directrices para evitarlo

Uno de los temas más importantes fue el informe de la Subcomisión de Acuicultura que tuvo lugar el año pasado en Brasilia, en el que se reconoció el buen trabajo del Comité Asesor para la Conservación de Recursos Genéticos Acuáticos

Se identificó la necesidad de hacer más eficientes las unidades de producción acuícola, mejorar los programas de capacitación y generar empleos bien remunerados en el sector,  que incluye mujeres y jóvenes. También se mencionó la importancia d continuar con el desarrollo y la aplicación de directrices para la certificación de la acuicultura.

Escuchamos pero no aprendemos

Aquí es donde me voy a detener en mi informe. ¿Por qué? Porque para quien escucha esto por primera vez, el resultado de Brasilia puede parecer interesante, pero para quien que ha estado en el sector de la acuicultura por muchos años es inquietante que no hayamos podido avanzar mucho en los últimos años.

Asia sigue contribuyendo con el mayor porcentaje a la producción acuícola de todo el mundo, y con la excepción de Noruega, Chile y Egipto, todos estamos mirando. Sí, hablamos constantemente de la acuicultura, pero nunca la incluimos en nuestros presupuestos. Este es un problema no sólo de México, mi país, sino también de muchos otros.

Es increíble que en los cuatro días de discusión, sólo alrededor del 20 por ciento del tiempo estuviera dedicado a la actividad que aporta la mayor parte de los productos del mar  que se consume en todo el mundo y cuando se incluyen las plantas acuáticas, supera la producción pesquera total.

Además de eso, la acuicultura es el futuro, ya que es la actividad de producción de proteínas animales con la menor huella ambiental.

Si analizamos el presupuesto que los países latinoamericanos le dedican a la pesca y el que le dedican a la acuicultura, podemos ver fácilmente por qué la acuicultura no crece como debería en esta área del mundo. La acuicultura está en cada discurso que escuchamos, pero nunca está en la mente de las personas que planifican los presupuestos.

No invertir en la acuicultura equivale a no invertir en la educación de nuestros hijos; es no pensar en nuestro futuro. Simplemente muestra una perspectiva muy breve y estrecha del futuro, sin metas ni planes. Es hora de que pongamos nuestro presupuesto donde nos ponemos la boca.

Autor: Dr. Antonio Garza de Yta, Editor Internacional de la revista International Aquafeed y Director de la  World Aquaculture Society (WAS)

Deja un Comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme de