Alimentos Extrusados para Peces y Camarones

1.811 Visitas

La Extrusión es un proceso de cocción que comúnmente utiliza altas temperaturas y presión durante un corto período de tiempo. La primera extrusora se construyó en la década de 1930 para la producción de pastas, aunque la extrusión como tal se modificó posteriormente para la producción de alimentos para mascotas y acuícolas, así como alimentos para humanos como los snacks, cereales para el desayuno y dulces. El proceso de extrusión comienza con el preacondicionamiento de la harina utilizando vapor y agua para formar una masa húmeda y caliente. El proceso tiene la flexibilidad de producir dietas con una amplia gama de niveles de grasa, densidades, formas y tamaños. También tiene la capacidad de producir pellets flotantes, de hundimiento, de semi-hundimiento para camarones y peces pelágicos. La extrusión se ha utilizado para la fabricación de alimentos para camarones desde principios de 1970, pero no fue ampliamente adoptada en aquel entonces debido a la tendencia de expansión de los alimentos extrusados, que conducían a una flotación indeseada.

La Expansión se exacerba  con el uso de pequeñas aberturas en las matrices. Para minimizar la flotación, los fabricantes de alimentos balanceados se vieron obligados a limitar los niveles de inclusión de almidón, que tienden a aumentar los costos de las materias primas. Estas restricciones se han ido eliminando a través de los últimos avances en la tecnología de extrusión, como los ajustes en el diseño del tornillo y la velocidad, los cambios en la configuración de la matriz y el venteo de vacío del barril de la extrusora. Ahora es posible producir el 100% de alimentos extrusados de hundimiento para camarones, con densidades equivalentes a las del alimento peletizado.

 El alimento extrusado tiene la ventaja de reducir los gastos de las materias primas, lo cual se logra mediante la sustitución de los altos niveles de harina de trigo con menores niveles de almidón, que es menos costoso. Esto es posible debido a la alta humedad, la temperatura y la presión dentro de las extrusoras, que conduce a la gelatinización casi completa de una amplia gama de almidones. Los alimentos extrusados utilizan niveles de humedad relativamente altos, que se pueden añadir en forma de sabores y mejoradores de la palatabilidad, como el pescado, solubles secos y sustancias enzimáticas saborizadas  provenientes de residuos de productos del mar. Esto brinda el suficiente potencial para producir una nueva generación de alimentos para camarones con una alta palatabilidad, sin depender de la costosa proteína marina como la harina de calamar o la  harina de krill.

La velocidad de hinchamiento de los alimentos extrusados también puede ser manipulada para poder proporcionar alimentos balanceados de diferente ‘suavidad’. El hinchamiento es una función de la fragmentación del almidón, también conocido como dextrinización, que puede ser controlado por el grado de cizallamiento ejercido por el tornillo de la extrusora. Un estudio realizado en 1995 se centró en las propiedades fisicoquímicas de los alimentos camarones extrusados y peletizados con diversas harinas de trigo; ese estudio estuvo a cargo de GH Ryu y coautores de la Universidad Estatal de Kansas, EE.UU y demostró una correlación del 89 % entre el grado de gelatinización del almidón y la estabilidad en el agua de 10 alimentos para camarón provenientes de Asia. Otros estudios sobre los alimentos peletizados convencionales para animales terrestres, señalaron que sólo alrededor del 20 % del almidón se gelatiniza. Esto explica por qué el alimento balanceado convencional utilizado en la avicultura se desintegra en el agua a pocos minutos de inmersión.

 Además, los sistemas de extrusión de los alimentos para camarones utilizan técnicas avanzadas de fabricación, como la molienda fina de las materias primas, varios acondicionadores de vapor, niveles de humedad más altos, matrices de peletizado con mayores relaciones de compresión, post-acondicionamiento de los pellets y secado. Estas técnicas aumentan los niveles de gelatinización del almidón de los alimentos extrusados para camarón del 80% al 95 % en comparación con los alimentos peletizados para camarón convencionales.

 En un estudio de 12 semanas realizado el año 2000, Albert Tacon y sus compañeros de trabajo del Instituto Oceánico en Hawai, EE.UU. compararon la formulación del alimento estándar en forma de pellet o extrusado y dos tamaños diferentes; los resultados reportados en febrero de 2003 mostraron una mayor supervivencia del camarón, un aumento de peso y una mayor eficiencia con el  alimento extrusado. Estos resultados están siendo validados a escala comercial en Corea, Malasia y Brasil. La compensación por las pérdidas de vitaminas se cree debe ser ligeramente superior en la extrusión en comparación con la  peletización y  se puede lograr fácilmente mediante un ligero enriquecimiento de las premezclas.

 Por último, los recientes avances en el proceso de extrusión permiten que la producción de las sofisticadas dietas (100 % de hundimiento) sea menos costosa y tengan un mejor rendimiento que los piensos peletizados convencionales. Se espera que sus ventajas resulten más evidentes, ya que los beneficios adicionales que otorga la mayor adición de líquido, el mayor control del hinchamiento, sumada a una  mayor pasteurización, contribuyan aún más a un mayor rendimiento.

Autor: Prof. Mohammed Y Al-Saiady

Fuente: International Aquafeed

Deja un Comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme de