Alimentos Acuícolas para la Segunda Mitad del Siglo XXI

1.525 Visitas

Es bien conocido el constante y sostenido aumento de la demanda de proteínas de pescado en la alimentación mundial, alcanzando en el año 2013 al 17% del total de proteínas animales consumidas en el mundo… y creciendo. Los hábitos de consumo están migrando hacia más cantidad de proteínas animales, a expensas de las vegetales, traccionados principalmente por China e India.

El consumo global de pescado ya estaba en 20 Kg por persona-año en 2014, y continúa subiendo a un ritmo mayor que el demográfico.

Dado que la recolección de peces silvestres a través de la pesca permanece estancada desde hace 20 años, y seguirá así, todo el aporte de mayor volumen a la oferta vendrá desde la acuicultura, con un crecimiento cercano al 6% en los últimos diez años.

Se agrega además que la oferta actual de pescado destina 21 millones de Tn (un 13% del total), a servir como materia prima para otros usos no alimenticios. Entre ellos la producción de Harina y Aceite de pescado para ser usado como ingrediente en dietas para acuicultura y en la industria Farmacéutica/Nutracéutica. Esta cantidad viene siendo reducida y se estima que baje aún más, dada la tendencia a los F3 (Fish-Free-Feed).

Varios campos se vislumbran como los más importantes a desarrollar, de manera conjunta y simultánea, para cubrir la creciente demanda de pescado: 1) Especies, Fisiología y Genética, 2) Tecnologías de proceso y producción de raciones, 3) Nuevas materias primas, más eficientes y sustentables, 4) Avances en los sistemas de cultivo, 5) Control de Enfermedades y sus alternativas de prevención, 6) Desarrollo, aprobación y producción de nuevos GMO (Animales y Plantas).

La disponibilidad de alimentos acuícolas sustentables para estos peces, industria que debe abrirse camino en un contexto de gran demanda de materias primas, principalmente provenientes de la agroindustria y la biotecnología, dividiendo sus destinos entre feed, food, fiber & energy, es solo una de las áreas a desarrollar.

La producción mundial de alimentos acuícolas balanceados  en 2016 se situó en los 40 millones de Tn, y no es un error pensar que para la segunda parte de este siglo XXI se necesitarán 4 o 5 veces más este volumen. Se estiman entre 150 y 200 millones de toneladas anuales adicionales, elaboradas con materias primas e ingredientes actuales, en parte, pero con muchos otros que aún no existen o no han sido completamente desarrollados o estudiados para este fin.

Nuevas fuentes de hidratos de carbono, proteínas y lípidos deberán ser desarrolladas sin competir con las destinadas a la alimentación humana. Plantas, algas, insectos, organismos unicelulares, hongos, levaduras y zooplancton se vuelven particularmente interesantes. Considerando que nuevos desarrollos toman entre 10 y 20 años desde que se identifica una alternativa hasta que se desarrolla a escala económicamente factible, no hay tiempo para perder. La presión motoriza la innovación.

La investigación científica, tanto pública como privada, ya se encuentra trabajando en esto y comienzan a aparecer incubadoras de empresas y fondos de capital apostando al desarrollo de varias nuevas ideas.

Aquí van solo algunas:

CALYSTA, Producción de proteínas de origen microbiano, usando fermentación en reactores alimentados con metano, genera un producto natural, no GMO, sustentable, de características muy similar a la harina de pescado. Entra en operación en USA en 2018.

ALLTECH, Producción de Algas ricas en DHA (w-3). En 2013, en USA, modifica una planta de levaduras para producir algas ricas en ácidos grasos w-3 (DHA) esenciales en la alimentación de salmónidos. Sustituto parcial del aceite de pescado.

YNSECT, Producción de Harina, Aceites y Quitina de Insectos. Alimentan insectos a partir de desechos de cereales no aptos para alimentación humana. En Francia, inicia su operación en 2016 y escala su producción a 2.000 Tn/mes de harina en 2018.

AGRIPROTEIN, Sud Africa. En 2014 inicia producción piloto de Harina de larvas de moscas (Black Soldier Fly), alimentadas con desechos de alimentos. En Q2 2017 esperan producir 30 Tn/dia de harina proteica.

TERRAVIA, Joint Venture entre Solazime (Br) y Bunge, en su planta de Brasil, en 2016 anuncia la producción de AlgaPrime DHA, fuente de w-3 obtenido por fermentación de diversos tipos de azucares. Este producto ya esta siendo usado como ingrediente en la producción de salmones en Chile, bajando de esta manera el consumo de aceite de pescado reemplazado por canola.

VERAMARIS, Joint Venture entre Evonik y DSM, dos compañías de aditivos de uso en nutrición se unen para producir Ácidos Grasos EPA y DHA a partir del cultivo de algas marinas. Con una planta de última generación en USA, inicia producción en 2019.

CARGILL. Ha iniciado los procesos de aprobación de una nueva variedad de canola obtenida por ingeniería genética, que produce aceites ricos en ácidos grasos esenciales EPA y DHA, que permitirá la sustitución de ingredientes grasos marinos. Estima su lanzamiento al mercado en 2020.

Todos estos desarrollos miran al mediano plazo, consientes del enorme potencial que este campo les brinda, no solo en la acuicultura, sino también en alimentación de otras explotaciones ganaderas intensivas y animales de compañía. Algunas apuntando a tecnologías innovadoras y otras tratando de hacer más eficiente la cadena alimenticia actual, que desperdicia 1.300 millones de Tn de alimentos y desechos por año. Casi un absurdo.

Autor: Ing. Andrés Bonaldo – Mixes del Sur | Buenos Aires

Fuente: International Aquafeed

Deja un Comentario

1 Comentario en "Alimentos Acuícolas para la Segunda Mitad del Siglo XXI"

Notificarme de
avatar
Ordenar por:   reciente | antiguo | más votado
John A. Cadena Ramirez
Invitado
Efectivamente la demanda de proteina animal para la elaboracion y diseño de formulas alimenticias apuntan a encotrar nuevas fuentes de la mano de la biotecnologia molecular y la biologia unicelular e incluso se puede reciclar materia organica de desecho que bien pueden ser transformadas en fuentes alimenticias de uso directo en la elaboracion de alimentos balanceados con un aporte de hasta un 30% y masen la reduccionde materias primas especificas como lo es las harinas de pescado o en usos indirectos en la elaboracion de fertilizantes organicos para usos acuiolas en la produccion e camarones concretamente. Hay un gran futuro… Leer más »
wpDiscuz