Acuicultura – Una perspectiva de negocio.

927 Visitas

Convención de Negocios Biomarinos 

BioMarine 2013 se celebró en Canadá e inició con temas candentes tanto para el panel como para el público. En la sesión de apertura, titulada ‘Perspectivas de Negocio de la Acuicultura, Steve Armstrong, CEO de Genome Atlantic, abordó los desafíos de alimentación 9,6 mil millones de personas para el 2050 «Este es el equivalente de añadir un nuevo Halifax cada dos días, en términos de población.

Tenemos que producir un 60 % más de alimentos con menos tierra y agua dulce disponible; entonces ¿Cuáles son las barreras, qué hay que hacer y cómo podemos mitigar los riesgos » El Sr. Armstrong continuó y le pidió al panel que se centrara en cinco áreas?:

• Crecimiento

• Sustentabilidad

• Barreras de Crecimiento

• Equilibrar el suministro y la demanda

• Licencia social

Ross Butler, vicepresidente de Cooke Aquaculture, de Saint John, New Brunswick, Canadá, habló sobre su perspectiva personal, habiendo crecido en San Juan de Terranova y sus comienzos en la pesa a la edad de siete años. Concluyó que ha estado involucrado en la pesca durante muchos años y se sentía que el Atlántico canadiense había llegado a una encrucijada económica.

Butler continuó diciendo, «La pesca comercial ha disminuido, ya no hay una sola planta de procesamiento de carne de cerdo en el Atlántico canadiense, la mayoría de las explotaciones lecheras han cerrado y la agricultura se ha consolidado y reubicado; con ello se han perdido más de 1000 puestos de trabajo en esta región”. Junto a Chris, su socio de negocio, que entró en la industria de los alimentos balanceados en 1990, están seguros que con sus diversos conocimientos podrán combinar su conocimiento sobre el alimento y la pesca,  para ayudar al crecimiento de la acuicultura en el Atlántico canadiense, Con una inclusión de harina de pescado por debajo del 20 %, existe un mayor enfoque en la nutrición y los tipos de alimentos. Este ha sido el foco de la alimentación de salmones durante años, donde se logró grandes avances; aunque tambiénn los hubo en la lubina y en la dorada.

«La Acuicultura y los recursos BioMarinos están consiguiendo poco a poco su lugar en el escenario mundial. Se requiere un adicional de 23 millones de toneladas de productos del mar per cápita  para todo el mundo en los próximos 20 años. El 67% del alimento acuícola se utiliza en las especies de agua dulce, lo que representa el 58 % de la producción acuícola total». Por supuesto los peces que se producen deben ser aceptados por el consumidor; lo cual representa grandes oportunidades para la acuicultura marina. Todos sabemos que la producción de agua dulce utiliza el agua, y a medida que crece nuestra población, este recurso disminuye cada vez más; por lo tanto, la acuicultura marina es la única opción sostenible. Aunque aún tenemos obstáculos que superar, como el impacto del cambio climático y la evolución demográfica, por solo nombrar algunos. «

Patrick Lavens, director  de desarrollo de negocios e innovaciones de INVE Aquaculture, Bélgica, sugirió que necesitamos una mayor integración en la acuicultura, negocios más verticales, donde la relación entre las fábricas de piensos y las granjas de peces sea más fluida. Argumentó que se necesita mantener la experiencia en todos los sectores en un modelo de integración vertical, donde el control, los veterinarios, los técnicos, los productores, los  nutricionistas, etc., se encuentren al mismo nivel en todo el mundo.

El Sr. Lavens también explicó que la combinación de especies de peces, algas y mejillones, podrían resolver el desafío de mejorar el ecosistema en el que tenemos la intención de cultivar. Instó a todos a formar alianzas fuertes con todos los grupos, la biotecnología, las empresas químicas con las granjas y la salud, todas con el objetivo de mejorar el crecimiento sostenible.»Debemos buscar una acuicultura combinable con sitios petroleros y de energía, además de centrarnos en las especies existentes que más nos conocemos». Apuntó que Asia se mantendrá a la cabeza de la producción acuícola mundial, por lo que debemos enfocarnos en resultados más estables.

Buscando soluciones para el Síndrome de Mortalidad Temprana (EMS) en el camarón, que sigue siendo un gran problema en Asia y a nivel mundial en general, se consensó que con una gestión eficaz, una mejor bio-seguridad y avances en los tratamientos profilácticos debemos superarlo. Tenemos que centrarnos en la reducción del impacto sobre el medio ambiente para la integración y consolidación de un camino sustentable.

Thad Simons, presidente y CEO de Novus, USA, el último en hablar de todo el panel, empezó felicitando a la Conferencia por la diversidad de sus delegados. Luego pasó a explicar que Novus produce suplementos nutricionales para la industria de la alimentación animal y que la empresa entiende plenamente las oportunidades y desafíos futuros.

Novus dio sus primeros pasos en la industria avícola, por lo que Thad habló de los muchos países que han modernizado sus industrias de alimentos balanceados para el ganado lechero, de cerdos e incluso para mascotas y la nutrición humana. «Uno de los desafío más importante para el crecimiento en la acuicultura es el de la aceptación social de la acuicultura, por lo que el reto de cara al futuro, es: ¿Cómo hacer para que la gente entienda los problemas ambientales, de salud, de proteínas y de sostenibilidad?’.

«Novus se dedica a la búsqueda de soluciones de alimentación, a medida que avanzamos a una dieta vegetariana no muy diferente al alimento avícola, el cual se utilizó históricamente, y es por ello os encontramos trabajando en estrecha colaboración con una industria en desarrollo a medida que se desarrolla. Tenemos que ganar nuestra licencia social. En el tema de ganar ‘licencia social’, Butler planteó la exigencia de una certificación y sistema de auditoría de terceros aceptada a nivel mundial. Es necesario que exista una legislación sobre cómo se controlan y se miden, con el objetivo de mejorar nuestros sistemas, agregó. El salmón, donde sólo un pequeño segmento de la población mundial puede adquirir sus productos, no es una especie que va a resolver el hambre del mundo.

Además, se sugirió que tenemos que mirar a otras cuestiones ambientales que afectan a los océanos, como la reducción de residuos, el uso del agua, la reducción de efluentes, plástico, todo lo cual dejó una huella medible. El Sr. Fylling-Jensen, argumentó en el tema al hablar sobre los desafíos de las finanzas en la acuicultura, ya que en el mundo industrializado sólo estamos concentrados en unas pocas especies y así no es como logramos un desarrollo.

«Aquí hay un enfoque diferente, están falta de conocimiento, falta de infraestructura y la falta de formación. En primer lugar debemos responder a tres preguntas básicas. 1) ¿Qué cultiva? 2) ¿Dónde cultiva? y 3) ¿Cómo cultiva? Es nuestro deber llevar la tecnología a los países en vías de desarrollo, ya que no se puede simplemente quemar bosques y cavar estanques ya que esto no es saludable. «Sr. Lavens amplió estos pensamientos añadiendo que hay un verdadero reto en cuanto a la reducción de costes, lo que implica la integración que permite trabajar con la experiencia; en la gestión de la enfermedades, la tecnología de cultivo, dietas funcionales y el control ambiental. Sin embargo, ¿habrá espacio para los pequeños productores? El Sr. Lavens piensa que sí, y pasó a explicar que los actores más pequeños pueden unirse a las cooperativas y beneficiarse de la experiencia.

El Sr. Simons planteó la preocupación del talento en la acuicultura, al cual se refirió como «la sostenibilidad del talento ‘ y argumentó: «La acuicultura en general no se ve como un trabajo atractivo; he visto esto en todo el mundo y cada país enfrenta el mismo dilema tratando de atraer a nuevo personal hacia la acuicultura.

«Tenemos que construir una cadena de valor en la que podemos mostrar a los jóvenes que hay muchas carreras emocionantes dentro de la acuicultura» Además de esto el Sr. Simons destacó la necesidad de mejorar el vínculo entre el consumidor, el productor, el nutricionista y de vuelta al consumidor. El mayor obstáculo era el consumidor y señaló con mucha razón, que era una pena no estuviesen representados en la Convención BioMarina. Además, la industria tiene que involucrar a sus amigos de los medios de difusión para difundir aún más la palabra e iluminar al público a las cosas positivas que suceden en la acuicultura. La industria tiene que ser más eficiente y aceptar el trabajo con pequeñas empresas.

Por último, el Sr. Simons habló sobre la necesidad real de que los gobiernos locales y nacionales apoyen la industria. La implementación de legislaciones y regulaciones aceptadas a nivel mundial impulsará la productividad. Hay grandes oportunidades de comercialización a nivel mundial, donde cada uno puede desarrollar mercados, junto con enormes oportunidades en África y el Lejano Oriente.

En conclusión el grupo estuvo de acuerdo que era de vital importancia para la industria  una mejor alineación con el gobierno, y que operara desde una fuerte posición reguladora, frente a la imprevisibilidad actual y cambio de enfoque. Los gobiernos tienen que ver los resultados objetivos y las empresas necesitan ver que los nuevos datos y la información y vayan de la mano.

El Sr. Simons cerró la sesión con sus reflexiones finales: ¿Cómo usamos la gestión profesional que hemos aprendido a lo largo de los años para mejorar y mitigar los riesgos? Tenemos que contar con un fuerte enfoque en el manejo de los alimentos balanceados, la formación y la cría. Debemos responder con rapidez y trabajar juntos cuando surgen problemas.

Autor: Darren Parris, Revista International Aquafeed 

Deja un Comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme de